Así como el año pasado, Romina sumó a Juli Poggio y a Dani,  hoy mamá de gemelas, a su propia familia; al pasar como invitada especial por la Casa de “Gran Hermano” de esta edición, Romina Uhrig “adoptó” a la uruguaya Rosina Beltrán, ahora fuera del juego.
Nos contó la mamá de Rosina, que después de salir del reality, su hija decidió quedarse a vivir en Buenos Aires, seguramente para disfrutar de su popularidad y también para tener oportunidades laborales.

Así Romina, que está separada y vive con sus chicas, invitó a su casa a Rosi, le hizo un suculento almuerzo y después ambas se fueron en moto, porque a la ex diputada se le había descompuesto el auto.
Romina y Rosina pegaron primera buena onda en la Casa y después se siguieron viendo en varios programa y debates, como en “La noche de los ex” del viernes pasado, y así nació una amistad entre ambas.
Se sabe que Romi es muy afectuosa y va sumando “hijitas” a lo largo de su paso por las ediciones de “Gran Hermano”.
En varias notas que estuvo dando en estos días, Rosina dijo que quiere desarrollar su veta artística y seguramente sería una perfecta participante del “Bailando” si volviera el formato que conduce Marcelo Tinelli.



Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *